Archivo de la categoría: tutorial

Click2Call como alternativa al uso de números 900s en campañas

Los números 900s son muy demandados porque resultan muy atractivos para ser utilizados en campañas de publicidad. Facilitan al cliente el realizar la llamada puesto que no supone ningún coste para él. Sin embargo existe un problema con dichos números y es que recibir una llamada tiene un precio y éste recae en el propietario de número 900. En el caso de que la llamada llegue desde un móvil la tarifa suele estar alrededor de los 0,30€/min, lo cual para determinados productos puede suponer un importe muy apreciable.

Ya hemos hablado en otras ocasiones del Click2Call, cuya utilidad en la web es indiscutible. Permite a un visitante recibir nuestra llamada simplemente haciendo click e indicando el número al que quiere que le llamemos. El coste de esta llamada es obviamente muy inferior a los 0,30€/min si nos llaman desde un móvil a nuestro 900; se  trata de una llamada saliente normal a móvil y por lo tanto tendría una tarifa de 0,03€/min (10 veces menos).

Ejemplo de Click2Call en la la web

Ejemplo de Click2Call en la la web

La propuesta de no utilizar números 900 y utilizar el Click2Call es por lo tanto barata y factible cuando hablamos de nuestra página web, pero ¿qué ocurre por ejemplo cuando nuestro material publicitario es impreso? ¿o si se trata de un documento pdf? ¿o una presentación powerpoint? Pues que podemos valernos de otras estrategias y tecnologías para cancelar las desventajas.

El componente Click2Call funciona a través de una dirección de internet (URL), esto nos permite utilizar herramientas que admiten la encapsulación de dichas direcciones como puede ser un QR-codes o una  URL acortada.

QR-Codes

QR-Code estático

QR-Code para llamar al Click2Call de Monema

Un QR-Code es algo similar a un código de barras que podemos imprimir en cualquier documento físico. Al leerlo con la cámara del móvil se lanzará el navegador y se abrirá la página del Click2Call correspondiente, solicitándonos nuestro número de teléfono para ser llamados. Existen generadores de QR-Code tanto gratuitos como de pago que pueden ser utilizados con total solvencia.

Otras alternativas

Si el soporte utilizado no permite la inclusión de QR-Codes o su uso no es funcional se puede utilizar un acortador de URLs para que la dirección resultante no sea tan compleja y por lo tanto pueda ser recordable o se pueda apuntar fácilmente. Hay múltiples acortadores de URLs disponibles, cada uno con sus características particulares.

La dirección goo.gl/bt7EFL por ejemplo nos lleva al Click2Call de Monema. Esta dirección es mucho más fácil de apuntar que la URL original y funciona de la misma forma. Esta técnica la podemos utilizar en presentaciones, pdfs, en combinación con el QR-Code…

Una opción similar al acortador pero que requiere algún conocimiento de html es modificar nuestra web y generar una redirección en la misma. Por ejemplo incluimos en www.miempresa.com/tellamamos.html el siguiente código que abre el Click2Call en esa dirección:

<html>
 <head>
  <meta http-equiv="Refresh" content="0;url=URLdelClick2Call">
 </head>
</html>

La dirección www.miempresa.com/tellamamos.html es mucho más fácil de recordar y si además usamos un alias en nuestro servidor web para que la dirección sea www.miempresa.com/tellamamos mucho mejor.

¿Cómo obtengo la URL correspondiente a mi Click2Call?

La URL se puede conseguir desde el panel de control de la centralita en la sección del Click2Call. Simplemente hacemos click sobre la lupa del Código de firma de correo y cogemos el valor del atributo href, que es una URL. Puede verse a continuación un ejemplo:

En azul la URL correspondiente al Click2Call seleccionado

En azul la URL correspondiente al Click2Call seleccionado

Para comprobar que lo hemos hecho correctamente si copiamos la dirección a otra pestaña del navegador deberíamos ver que aparece el Click2Call.

Obtención y gestión de clientes potenciales en Internet (y IV): El cultivo

Finalizamos nuestra serie acerca de la obtención y gestión de clientes potenciales en Internet o Inbound marketing. En anteriores capítulos hemos visto como obtener los clientes y clasificarlos y finalmente pasamos al Lead Nurturing o cultivo de clientes potenciales (leads).

El Lead Nurturing consiste en automatizar la información que enviamos a nuestros leads. Esta información se envía generalmente por correo electrónico y viene determinada por la clasificación previa que hayamos realizado. Por ejemplo si tenemos varios productos enviaremos información del producto que corresponda al interés de cada lead.

Y todos estos leads serán tuyos, hijo mío

Y todos estos leads serán tuyos, hijo mío

Por lo tanto se trata de definir una serie de correos electrónicos (campaña) que enviaremos a los largo de un periodo de tiempo a nuestros posibles clientes. Hay que tener en cuenta que para cumplir con la legislación vigente al menos en España es importante que los correos permitan al cliente darse de baja de la campaña en cualquier momento y hemos de respetar su decisión. Casi la totalidad de los CRMs que permiten campañas incluyen la opción para que el lead se de de baja automáticamente.

Para empezar unos consejos generales acerca de cómo deben ser nuestros correos:

  • Debemos considerar cómo es el ciclo de venta de nuestro producto y sobre todo si suele alargarse en el tiempo para definir cuánto dura y cuán intensa es nuestra campaña. No es lo mismo vender una camiseta que probablemente se venda de un modo más impulsivo y en un periodo corto de tiempo que un piso que debido al desembolso y la complejidad requiere una maduración de la compra que se alarga más en el tiempo por parte del cliente. De todas formas también depende de a qué tipo de lead estemos vendiendo que el ciclo de venta cambie dramáticamente, por lo que es importante que la clasificación de los leads sea efectiva
  • Las horas y día de envío de los correos electrónicos también es un aspecto a considerar. Dependiendo del momento en que la persona reciba nuestra información puede ser más o menos susceptible de leerla. Se suele considerar que enviar los correos al principio de la jornada laboral da más posibilidades de lectura que durante la misma cuando es más posible que el trabajador esté ya involucrado en alguna tarea de la que no pueda abstraerse.
  • También la periodicidad y variedad de los correos electrónicos es un tema importante. Si todos los días mandamos un correo y siempre es el mismo es posible que nuestro lead acabe por abandonar la campaña ya que ésta le resulta molesta, con el problema de imagen que esto supone. Así que suele estar indicado que los correos electrónicos se distancien unos días unos de otros y contengan información más o menos diferente.

Mención especial merece la finalidad que deben tener cada uno de los correos electrónicos que mandamos. Se trata de vender y para esto es interesante que nuestros correos sigan unos pasos que suelen formar parte de cualquier proceso de venta. Estos, de una forma más o menos cronológica, pueden ser:

  • “Convencer” al lead de que tiene una necesidad que nuestro producto puede cubrir.
  • Informar de forma general y resumida al cliente potencial sobre nuestro producto.
  • Detallar las características de nuestro producto.
  • Convencer de la calidad e idoneidad del producto mediante por ejemplo testimonios de clientes.
  • Una vez el lead está interesado (o así debiera ser si hemos hecho bien los pasos anteriores) darle una prueba del producto si es posible puede terminar por convencerle.
  • Proponer algún descuento especial también puede ayudar.

Si después de seguir estos pasos no conseguimos vender nuestro producto siempre es posible mandar algún correo adicional tiempo después para intentar reenganchar al lead.

Al respecto de las herramientas que podemos utilizar existen muchos CRMs en el mercado que permiten la realización de campañas de emails condicionadas: SugarCRM, vTiger, Microsoft Dynamics CRM, etc…

photo credit: Bavarian geometry via photopin (license)

Obtención y gestión de clientes potenciales en Internet (II): La obtención

Después del artículo introductorio comenzaremos analizando más en profundidad el primer paso del Inbound Marketing esto es la obtención de leads.

Como vimos en el primer artículo el primer paso del Inbound Marketing es atraer a los posibles clientes hacia nuestro producto de forma que podamos obtener sus datos de contacto con los cuáles trabajaremos a lo largo de todo el proceso. En Internet hablamos del email principalmente pero podríamos estar hablando de números de teléfono o direcciones postales.

El primer punto a tener en cuenta es cómo vamos a gestionar la información de nuestros posibles clientes. Para este menester podemos utilizar cualquier base de datos pero lo ideal es utilizar un CRM (Customer/Contact Relationship Management), es decir, un sistema de gestión de relación con nuestros contactos o clientes. Suelen contar con herramientas que nos ayudan en el Inbound Marketing y nos permiten disponer de la información relacionada con cada cliente potencial centralizada. Hay muchos en el mercado, Microsoft por ejemplo cuenta con Microsoft Dynamics CRM, y entre los gratuitos cabe destacar vTiger que también cuenta con una versión de pago.

Parece que no pican

Llevo aquí cuatro horas y parece que no pican

Al respecto de los métodos son diversos y hay unos cuantos bastantes claros en Internet:

  • Formularios de contacto: se trata de un lugar en nuestra página web donde los interesados en nuestros productos puedan solicitar más información indicando su nombre y su email, por ejemplo. La mayoría de los gestores de creación de webs tienen plugins o formas sencillas de gestionar dichos formularios. Por ejemplo para WordPress existe Contact Form.
  • Llamadas telefónicas recibidas: muchos posibles clientes pueden preferir el contacto directo para resolver sus dudas a un frío formulario. Aquí es donde una centralita profesional puede contribuir a marcar la diferencia. Nuestro número de atención a los leads puede estar en publicidad o en nuestra propia página web. Suele ser recomendable usar un número diferente al que ofrecemos a nuestros clientes para segmentar desde la centralita qué llamadas son para una cosa u otra. Por ejemplo nuestra centralita puede ser una ayuda inestimable en esta labor sobre todo combinada con un CRM compatible (vTiger, por ejemplo).
  • Emails recibidos: estamos hablando de los emails que los posibles clientes nos puedan dirigir. No es tan recomendable como los formularios de contacto ya que los formularios permiten solicitar más información que el propio email y parametrizarla automáticamente (nombre, dirección, teléfono…). Por otro lado poner un email en una página web nos pone en el punto de mira de los robots que buscan emails por internet con el objeto de por ejemplo enviarnos spam. El contacto por email se suele dejar para cuando hemos obtenido ya el lead y queremos contactarlo en los pasos posteriores.
  • Pruebas gratuitas que requieran indicar los datos: realmente se trata de un formulario de contacto pero que ofrece como contrapartida una prueba de nuestro servicio. Es una buena manera de atraer y al mismo tiempo obtener información de los posibles clientes sobre la calidad de nuestro servicio. Las pruebas pueden ser de cualquier tipo y es conveniente que faciliten al cliente la posibilidad conocer a fondo nuestro producto.
  • Seminarios on-line: un seminario on-line es un video principalmente en directo y a una hora concreta que permite a los clientes ver partes o la totalidad de nuestros productos. Generalmente en el caso de aplicaciones se trata de videos en los que se muestra el escritorio de un ordenador sobre el que se utiliza la aplicación. Existe múltiples aplicaciones, eso sí de pago, que permiten realizar webinars (conferencias web). Entre ellas están GoToWebinar, ClickWebinar

Todos estos métodos pueden ser utilizados pero en la mayoría de los casos no son funcionales si no conseguimos atraer a los leads a nuestra página. Para conseguirlo necesitamos una serie de técnicas denominadas SEO o posicionamiento en buscadores. Principalmente estas técnicas van dirigidas a que aparezcamos en los buscadores como Google cuando alguien busque nuestro producto. ¿Qué actividades podemos realizar para obtener este objetivo?:

  • Posicionamiento interno: se trata de mejorar nuestra web tanto a nivel técnico como de contenido para que sea más atractiva a los buscadores. Para hacernos una idea de la situación en la que se encuentra nuestra web y qué podemos hacer para mejorarla a nivel de Google disponemos de la Search Console o Herramientas de webmaster. Estas herramientas nos dicen que estamos haciendo bien o mal a nivel de diseño de nuestra web.
  • Posicionamiento externo: se trata de mejorar la visibilidad de la web en otras webs, redes sociales, etc. Cuanto más referencia se haga a nosotros desde otros lugares mejor posicionamiento tendremos. Notas de prensa, artículos en blogs y contar con páginas en las redes sociales (Facebook, Twitter…) nos ayudarán.

Por último el principal valor que ayuda a nuestra web a aparecer en las búsquedas relacionadas de Google antes que otros es el llamado pagerank. Es el ranking de nuestra página general y lo calcula el buscador en función del posicionamiento interno y externo. Se puede consultar por ejemplo aquí.

Free Fishing Day at Hungry Mother State Park via photopin (license)

Cómo gestionar contraseñas de Internet con KeePass

Hace unos días tuve que reinstalar un ordenador a un familiar debido a que su disco duro dijo “para el bus que yo me bajo”. Sí, ya sé que está feo, quita trabajo a las tiendas de informática y que soy un informático pringao, pero como decía Don Vito, la famiglia es la famiglia (cosas de llevar algodones en los carrillos).

Bueno, pues en eso que estaba configurándole en el Thunderbird/Outlook sus cuentas de correo y le dije “anda, mete el usuario y contraseña”. Ante mi sorpresa se fue a otra habitación y al cabo del rato trajo una libreta de espiral que al abrir mostró su típico entramado de cuadraditos en la que, agarraos, él apuntaba las claves de años, no sólo del correo electrónico, sino de todos los servicios a los que accedía por Internet (sí, incluyendo banca online). Cierto es que encontró más o menos todas las claves que necesitábamos, pero no pude evitar comentarle lo rudimentario del procedimiento y que había herramientas por Internet que permiten algo menos de funcionalidad que una libreta pero la misma que una libreta de claves con mucha más comodidad y en cierta medida seguridad. Así que le instalé KeePass, parece que le gustó y espero que lo siga usando.

Os preguntaréis qué es esa maravilla. Pues bien, para poneros en situación comentar que todo el mundo que haya hecho un uso más o menos intensivo de Internet y más en un ámbito profesional o de empresa se encuentra en un momento determinado con una disyuntiva, a saber:

  • O mete la misma/s clave/s y usuario/s en todos los servicios que utiliza,
  • o usa una libretita de espiral con cuadraditos,
  • o guarda en un fichero en su propio ordenador con las claves y los usuarios.

Ni que decir tiene que todas las opciones suponen ciertas incomodidades y sobre todo problemas de seguridad de todo tipo.

Para mí la mejor y más sencilla respuesta a estos problemas es KeePass. No digo que tenga una seguridad garantizada ni mucho menos, pero si se utiliza bien puede ser una respuesta a la mayoría de los problemas y por supuesto a la mayoría de las incomodidades.

KeePass es una aplicación gratuita, de código libre y ligera que básicamente hace la función de un almacén de contraseñas. Eso sí, si queremos entrar al almacén es necesaria una contraseña. Este almacén permite definir una biblioteca de pares usuario/contraseña que podemos categorizar por grupos a nuestro gusto (Bancos, Servidores, Correo…).

Algo en lo que merece la pena hacer hincapié para un correcto uso de KeePass es en la contraseña de entrada al almacén que nos pedirá al crearlo. Lo recomendable es que establezcamos un contraseña fuerte, es decir de una longitud de al menos 10 caracteres (si son más mejor) que combine a ser posible letras (en mayúsculas y minúsculas), números y caracteres especiales (interrogaciones, admiraciones, signos de puntuación, etc.). También debemos tener en cuenta que tendremos que recordarla, pero con la ventaja de que es la única clave tendremos que recordar, así que hay que hacer un esfuerzo para ponerla complicada, ánimo.

Nueva base de datosEn cuanto al funcionamiento, una vez dentro de KeePass en el panel Grupos de la izquierda con botón derecho podremos añadir, editar y borrar grupos y subgrupos diseñando incluso una estructura de múltiples niveles.

También podemos añadir, editar y eliminar entradas (pares usuario/contraseña) con el botón derecho en el panel de la derecha. Una vez añadida una entrada de una manera sencilla podemos seleccionarla y copiar el usuario (Ctrl+B) o la contraseña (Ctrl+C) y pegarla en el navegador o donde corresponda sin necesidad ni siquiera de ver el contenido.

KeePassX LinuxAl hilo del tema de la fortaleza de las claves una funcionalidad muy útil de KeePass es la que permite generar contraseñas aleatoriamente. Nuestras contraseñas serán realmente aleatorias, ya que como sólo tenemos que copiarlas al lugar que corresponda una vez incluidas en nuestra biblioteca de claves, no necesitaremos verlas ni recordarlas. No necesitaremos que contengan palabras fácilmente memorizables que son una fuente de ataques de seguridad, llamados por razones comprensibles “de diccionario”. Buenas noticias: no más los largos ratos pensando nuevas contraseñas y además nuestras contraseñas nunca más incluirán el nombre del primer/a novio/a. ¡Hasta nunca, Puri!

Generador de contraseñasOtra recomendación es que si guardáis el fichero .kdb que genera KeePass con las contraseñas en vuestra máquina hagáis regularmente una copia a otro medio como una llave USB. Que no os pase que el disco duro diga basta y os encontréis echando de menos la libreta de cuadraditos.

En un futuro post comentaremos como compartir de claves entre varios usuarios y plataformas, cosa muy útil dentro del ámbito empresarial.

Como bonus aquí os dejo KeePass para las diferentes plataformas (son compatibles entre sí):

¿Cómo hablar con mis contactos en el extranjero?

Mi hermana está trabajando en Alemania, tengo un amigo viviendo en Nueva York, otros dos en Londres y uno en Venezuela. Además dos comerciales de mi empresa están visitando clientes en Canadá ¿Os sentís identificados con esta situación? La globalización está aquí y cada vez más  conocidos (empleados, familia, amigos), por una razón u otra, están fuera de España. ¿Cómo seguimos en contacto con ellos?

Por supuesto que hoy en día tenemos infinidad de opciones y la mayoría de ellas gratuitas. El omnipresente WhatsApp nos permite chatear con ellos a cualquier hora desde nuestro móvil. Podemos hablar mediante Viber o realizar una videoconferencia en alta definición mediante Skype. En resumidas cuentas, estamos en permanente contacto a pesar de que están a miles de kilómetros de nosotros. Pero esto a veces no es suficiente…

Para todas las opciones que hemos planteado, necesitamos algo indispensable para su funcionamiento: conexión a Internet. Y como probablemente os hayáis dado cuenta, esto no está siempre disponible, o al menos, con la calidad o velocidad mínima necesarias. Por esta razón vamos a ver cómo usar la centralita de Monema Empresas para poder hablar con gente de fuera de España.

Suponemos que la persona con la que queremos hablar tiene un teléfono móvil o fijo del país en el que reside. La forma más sencilla para llamar a ese número, si tenemos la centralita de Monema Empresas configurada y un teléfono conectado a ella delante nuestro, es marcar el número. Imaginemos que el número al que queremos llamar es el siguiente: +1 917 225 0539 (perteneciente a Estados Unidos). Desde nuestro teléfono conectado a la centralita marcaremos el 00019172250539. El primer 0 le dice a la centralita que la llamada es externa, y los dos siguientes que es una llamada internacional. De esta forma llamaremos a Estados Unidos de forma inmediata y a un coste de 1 céntimo el minuto. Sencillo, ¿no?

Aún a pesar de lo fácil que resulta, puede no ser la mejor solución en todos los casos, porque presuponemos dos cosas: que tenemos un teléfono registrado con la centralita en ese momento y que tenemos conexión a Internet. Y no siempre tenemos ambas a mano.

La centralita de Monema Empresas nos permite una configuración mucho más flexible y completa, que va a hacer posible que contactemos con la persona deseada desde cualquier teléfono, a un coste muy reducido y sin las limitaciones indicadas anteriormente. Para ello vamos a crear un Plan de Llamadas que nos permita hacer todo esto.

Lo primero que haremos será contratar en Monema un número geográfico local, en mi caso uno de La Rioja, y lo situamos en nuestro plan de llamadas. mediante el primer componente de nuestro plan de llamadas, llamado “Nº público”

Cualquier persona que llame a ese número de teléfono, hará que se desencadenen el resto de acciones que configuremos tras éste.

En segundo lugar, ponemos una locución que nos pregunte con quien queremos hablar. Para ello, usamos el componente “Texto leído“. En este componente, podemos escribir un texto que se reproducirá como si alguien lo estuviera leyendo. Podemos elegir entre varios tipos de voces tanto en inglés como en castellano. En este caso escribo el nombre y número asignado a las distintas personas con las que quiero contactar.

El componente anterior, simplemente lee un texto que escribamos, el que realmente le dice a la centralita que haga una cosa u otra según el número pulsado es nuestro tercer componente, llamado “Si pulsa” que mantiene a la centralita esperando a que la persona que llama, pulse un número en el teclado de su teléfono.

Como veis, en este componente podemos poner los dígitos que deseamos que desencadenen alguna acción en caso de pulsarlos la persona que llama. En nuestro caso, simplemente queremos que la centralita llame a la persona seleccionada.

Este último paso lo logramos mediante el componente “Llamada a nº externo” que hace que la centralita llame a cualquier número del mundo.

Una vez conectado este último componente a la centralita, hemos terminado de configurar, de forma sencilla y en apenas cinco minutos, un complejo plan de llamadas. Hagamos un resumen de los pasos que hemos llevado a cabo:

  1. Hemos contratado un número geográfico desde el Panel de Control de la centralita de Monema
  2. Hemos habilitado ese número en nuestro Plan de llamadas (mediante el componente “Nº público”)
  3. Hemos configurado una locución que nos pregunta con qué persona queremos hablar y que se escucha cuando alguien llama al número contratado en el paso 1 (mediante el componente “Texto leído”)
  4. Luego mantenemos a la centralita en espera para que el llamante pulse un número (mediante el componente “Si pulsa”)
  5. Tras pulsar un número, se comienza a llamar a la persona elegida (mediante el componente “Llamar a nº externo”)
  6. Habla el tiempo que desees con tu amigo con una calidad de voz inigualable.

Veamos por último el plan de llamadas completo que hemos configurado y tenemos plenamente funcional en apenas cinco minutos.

 

Nota: la llamada que hace la centralita al número de situado en el extranjero la paga quien tiene la centralita contratada, no la persona que ha llamado al número local. Para dicha persona la llamada tendrá el coste de un número local, que en muchos casos será gratis porque tenga contratada una tarifa plana.

Como instalar Jappix, un chat de atención al cliente gratuito para tu web

Hoy en día la mayoría de las empresas tienen una web en la que ofrecer sus productos o servicios. Aunque no se realice venta online, un factor clave para ayudar a la conversión de las ventas es ofrecer un chat de atención al cliente para resolver al visitante las posibles dudas que pueda tener el momento de la visita.

Hay muchas opciones de pago, pero hoy nos centraremos en una gratuita: Jappix, que aunque no ofrece todas las funcionalidades más avanzadas de otras soluciones, puede cumplir su cometido.

Jappix es un proyecto open source y gratuito que incluye, entre otras funcionalidades, la opción de incluir un chat web. Basta con insertar un pequeño código Javascript en las páginas de la web en las que queramos que aparezca y en unos minutos podremos atender a los visitantes desde cualquier cliente de chat XMPP, como por ejemplo Pidgin en Windows o Linux, Adium en Mac.

Los pasos son los siguientes:

  • Crear una cuenta de usuario en jappix.com. Para ello, sólo hay que ir a esta dirección: http://jappix.com y hacer clic en “Registrarse”. En este caso crearemos una cuenta llamada “atencion@jappix.com” y le ponemos una contraseña que usaremos posteriormente.

Captura Jappix

  • Una vez creada la cuenta, tendremos que configurar un cliente de chat XMPP. Para Windows y Linux podemos optar por Pidgin y en Mac por Adium. En este explicaremos la configuración para Pidgin para Windows, pero en el resto de casos es muy similar.
  • Primero descargamos, instalamos Pidgin y lo abrimos. La primera vez que se ejecuta, Pidgin nos da la bienvenida con la siguiente pantalla. Hacemos clic en “Añadir…” para configurar la cuenta de Jappix:
    jappix_pidgin_cuentas01
  • En la siguiente pantalla, introducimos los siguientes valores:
    • Protocolo: XMPP
    • Nombre de usuario: el mismo que pusimos al registrarnos en jappix.com, (sin introducir @jappix.com). En nuestro caso ponemos “atencion”.
    • Dominio: aquí introducimos “jappix.com”.
    • Contraseña: la misma contraseña que elegimos al crear la cuenta en jappix.com.jappix_pidgin_cuentas02
    • Hacemos clic en “Añadir” y la cuenta ya estará configurada.
    • Ahora sólo queda insertar el código Javascript en el código HTML de nuestra página. Debemos modificar el valor MINI_CHATS = [‘atencion@jappix.com’]; por el nombre de usuario que escogimos al registrarnos en jappix.com
<head>

    <script type="text/javascript" src="https://ajax.googleapis.com/ajax/libs/jquery/1.4.4/jquery.min.js"></script>
    <script type="text/javascript" src="http://jappix.com/php/get.php?l=en&t=js&g=mini.xml"></script>

    <script type="text/javascript">
       jQuery(document).ready(function() {
          MINI_CHATS = ['atencion@jappix.com'];
          MINI_ANIMATE = true;
          launchMini(false, true, "anonymous.jappix.com");
       });
    </script>

</head>
  • Al abrir ahora la página web, debería aparecer en la parte inferior derecha el icono de chat y se puede iniciar una conversación entre la web y Pidgin:
    jappix_captura